¿De qué hablamos cuando hablamos de África?

Nota publicada en El Resaltador

El pasado domingo, La Nación publicó una nota de expresión racista donde se calificó al conurbano como un sector “africanizado”. El repudio hacia el autor Pablo Sirvén en las redes fue inmediato.

“Una vez más, este año la madre de todas las batallas será la provincia de Buenos Aires, ese territorio inviable en cuyo africanizado conurbano se deciden electoralmente los destinos de la Patria”, sentenció Pablo Sirvén en su columna publicada el pasado domingo.

Las redes sociales hicieron eco del repudio a los dichos del periodista pero hasta ahora, muy poco se dijo de lo que piensan, sienten y reclaman desde la comunidad afroargentina.

Nicolás Parodi, secretario de DIAFAR, dimensionó la gravedad de que este tipo de mensajes sea reproducido “desde un medio masivo de comunicación”. A su vez, criticó el hecho de que “se refuerce esa línea ideológica y se naturalice el racismo en el lenguaje”.

Desde la  Diáspora Africana de la Argentina entienden “racismo como estructural y sistémico, donde el lenguaje es otra institución donde se expresa la inequidad racial. El lenguaje es un ámbito más donde hay racismo”.

Desde la organización piden que La Nación de lugar a las disculpas y a la retractación por los dichos de Sirvén que, además de generar repudio, también puede fogonear una ola de usuarios y usuarias que intentarán justificar el uso de África como adjetivo calificativo peyorativo.

La visión de África (editorial)

La visión homogeneizada que se tiene de África -básicamente es la visión construida en el mundo sobre este continente- explica la intencionalidad del mensaje determinado por Sirvén.

Lejos queda la discusión de por qué se toma al continente africano de la manera en que es tomada. ¿Cuál es el proceso por el cual debieron pasar históricamente los pueblos y comunidades para ser concebidas como son concebidas?

¿Qué significa la analogía entre el conurbano y África? Este tipo de comparaciones intenta calificar negativamente al conurbano de una manera despectiva, clasista y racista. Deja de lado todos los problemas estructurales que se arrastran en nuestro país y en la planificación incluso del urbanismo desde que somos un Estado.

Es decir hay una especie de asociación de “lo negro” con el villero, el pobre, “el otro”, “el planero”, etc. “Si sos negro, sos incivilizado” y esa mirada que domina el sentido común en nuestro país perpetúa esa idea de que el conurbano es “tierra de nadie” no por falta de políticas públicas y acciones estatales sino por el signo que tienen inscriptos los cuerpos.

Obviamente la expresión no es inocente, sino que guarda una intención muy fuerte pese al repudio que sobrevino. Busca de alguna manera reforzar una idea racista y clasista sobre el conurbano, apuntando peyorativamente a los cuerpos que allí habitan como si eso fuera una condición per se para permanecer marginados.

La columna de Pablo Sirvén recuerda y hace vivir en palabras la historia de sometimiento que el imperialismo hizo vivir a África.

LINK: https://elresaltador.com.ar/de-que-hablamos-cuando-hablamos-de-africa/

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •