Mi identidad no es un disfraz

El 17 de diciembre del 2020 en el programa  “Cantando 2020” producido por La Flia, factoría artística del conocido productor Marcelo Tinelli, emitido en Canal 13 por la TV abierta argentina, se recurría una vez más en la práctica de discriminación racial conocida como blackface, ridiculizando a nuestra comunidad. 

El blackface consiste en actores que se pintan la cara de negro para representar a individuos de origen africano, normalmente exagerando sus rasgos o su forma de hablar, construyendo y reproduciendo estereotipos sobre los negros, muchas veces burlándose de sus expresiones, acentos y apariencia. Tal es el caso de, por nombrar un antecedente histórico, “Amalia”, el primer largometraje del cine argentino.

Como venimos reclamando desde DIAFAR, el blackface es aún una práctica muy difundida en nuestro país.

En primer lugar, es muy común en nuestros actos escolares del 25 de Mayo, cuando a los estudiantes los disfrazan de la mazamorrera, el escobero, el farolero, la vendedora de velas, etc. Se representa a nuestros ancestros esclavizados como personajes alegres, festivos, divertidos, sin tener en cuenta el contexto histórico que está siendo conmemorado. Niños y niñas son disfrazados como vendedores ambulantes, como “cuentapropistas coloniales”, cuando en realidad eran víctimas de la esclavitud, uno de los crímenes de lesa humanidad más atroces de nuestra Historia sobre los que se cimienta nuestra Nación.

Ante los repetidos casos de blackface que seguimos visualizando cotidianamente, decidimos elevar el reclamo hacia canales formales. Así fue como desde DIAFAR presentamos una denuncia en el INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) contra la productora La Flia Contenidos S.A.

Luego de reiteradas mediaciones se llegó a un acuerdo: la obligación por parte de La Flia de producir un spot para el 25 de Mayo con nuestro asesoramiento y supervisión. Con el fin de concientizar sobre esta forma de discriminación racial, propusimos la consigna “Nuestra identidad no es un disfraz”. Así logramos que se llevara adelante una acción reparativa, en la cual la productora pudiese responsabilizarse por los contenidos que produce. 

Haber logrado marcar este antecedente es un paso más en el camino por la toma de conciencia de que el blackface es racismo. 

Seguimos activxs y organizadxs para hacer la diferencia.

¡Sumate a DIAFAR! Vos también podés hacer la diferencia.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •